Presostatos para bombas de agua

El presostato es un dispositivo que hace la función de interruptor de presión, es decir, activa o desactiva el circuito eléctrico que alimenta la bomba de agua para asegurar que el sistema se mantiene con la presión y el caudal de agua establecidos.

Los presostatos para bombas de agua más vendidos:

Última actualización el 2020-08-03 at 05:56 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

¿Qué son los presostatos para bombas de agua? 

Es un aparato que sirve como interruptor de la presión en las bombas de agua. Dicho aparato cierra o abre un circuito eléctrico en función de los niveles de presión que se registran en la red de tuberías. Este regulador de presión mantiene en funcionamiento la bomba de agua y, en consecuencia, el flujo continuo de agua según la demanda. 

¿Cuáles son las características técnicas de los presostatos para bombas de agua? 

Las especificaciones técnicas de los presostatos para bombas de agua más comunes son las siguientes, aunque todo depende del modelo en cuestión: 

  • Rango de presión: Entre 2 y 20 bar 
  • Rango de temperatura ambiental: Entre -20 y 70 °C 
  • Rango de temperatura del fluido: Entre 0 y 70 °C 
  • Conexión de presión: Entre G ½ y G ¼ 
  • Vida mecánica promedio: Entre 900.000 y 1.000.000 de operaciones 
  • Diferencial ajustable 
  • Conmutador manual para bloquear el contacto 
  • Válvula de alivio de presión 
  • Carcasa resistente, grado de protección IP43 o IP55 
  • Sistema de contacto tripolar de serie o monopolar opcional 
  • Peso: Entre 600 y 990 gramos 
  • Dimensiones: Entre 10 y 12,5 de largo x 12 y 16 cm de ancho x 14 y 17 cm de alto 
  • Altura de presión: Entre 18 y 25 cm 

¿Qué tipos de presostatos para bombas existentes? 

Existen tres tipos de presostatos de bombas de agua principales: 

  • Presostato diferencial: Es un tipo de presostato ajustable, trabaja con bajas y altas presiones, es decir, abre y cierra el circuito eléctrico para poner en funcionamiento la bomba y mantener el flujo de agua cuando la presión excede tanto por encima como por debajo los límites establecidos. 
  • Presostato de alta diferencial: También se denomina presostato de seguridad, y permite desactivar el sistema cuando se superan los niveles de presión establecidos. El rearme puede ser manual o automático. 
  • Presostato de baja diferencial: También se denomina presostato de regulación. Este tipo de presostato trabaja con bajas presiones o presiones mínimas, en comparación con las suministradas por el compresor. Pueden ser manuales o automáticos. 

Por otro lado, en función de la tecnología aplicada podemos clasificarlos como: 

  • Presostatos analógicos: Son de larga duración, por lo general más confiables y presentan menos complicaciones en su funcionamiento. 
  • Presostatos digitales: Son los más populares y cuentan con alta tecnología, convirtiéndolos en dispositivos muy seguros y con muchas opciones de configuración. 

¿Qué uso tiene un presostato de bomba de agua? 

Como comentamos al principio, los presostatos de bombas de agua permiten regular la presión, lo que significa que abren o cierran el circuito eléctrico que mantiene constante el flujo de agua en función de la presión del sistema, para garantizar los niveles de presión deseados en el momento en el que se produzca la demanda de agua por parte del usuario. En pocas palabras, encienden o apagan la bomba de agua cuando hay variaciones en la presión en el sistema. 

Lo más habitual es encontrar presostatos en las instalaciones de bombeo que podemos encontrar en una vivienda unifamiliar o en el sistema de riego de un jardín. En estos casos no interesa que el caudal sea siempre el mismo: ni mayor ni menor. 

No obstante, también podemos encontrar también presostatos en otros lugares como en el sistema de aire acondicionado de los vehículos y los de uso doméstico, que cuentan con un presostato que enciende o apaga el aire cuando detecta bajas o incrementos de la presión y de la temperatura.  

¿Cómo funcionan los presostatos para sistemas de bombeo? 

El funcionamiento es muy sencillo. De hecho, lo primero que se debe hacer es ajustar el presostato al nivel de presión deseado para que encienda o apague la bomba de agua. En los presostatos analógicos o manuales, esto se consigue regulando el tornillo del presostato, ubicado en la parte superior del dispositivo. En los presostatos digitales deberemos hacerlo según nos indique el fabricante en las instrucciones del dispositivo, aunque es siempre bastante intuitivo. 

Por otro lado, el presostato va enroscado a la tubería por donde pasa el agua. El flujo del agua en la tubería ejerce una presión determinada sobre la tubería, y cuando ésta se iguale a la presión del muelle del presostato, se produce la apertura del circuito. Del mismo modo, cuando la presión caiga por debajo de los valores preestablecidos, entonces se cerrará el circuito eléctrico y se encenderá la bomba. 

En definitiva, el objetivo del presostato es que la presión se mantenga constante. Los sensores del presostato permiten apagar la bomba de agua cuando registra una caída en la presión activarla cuando la sube por encima de los valores predeterminados. 

¿Cuáles son las ventajas del presostato para bombas de agua? 

A pesar de estar basados en una tecnología muy simple, estos dispositivos nos ofrecen grandes ventajas: 

  • Los presostatos manuales no necesitan energía auxiliar ni adicional para funcionar. 
  • Son dispositivos económicos y de larga duración. 
  • La configuración es sumamente sencilla. 
  • Permiten conmutar corriente de alto voltaje sin necesidad de relé adicional. 

¿Qué opiniones tienen los usuarios de los presostatos para bombas de agua? 

Los comentarios y opiniones favorables de los usuarios se enfocan esencialmente en el precio y calidad de este tipo de producto. A pesar de su tamaño, resulta muy funcional y su instalación es muy sencilla, al igual que el ajuste. De hecho, muchos clientes destacaron que los presostatos actuales vienen regulados de fábrica, por lo que solo es necesario instalar y poner en funcionamiento. 

En este sentido, los usuarios lo recomiendan ampliamente porque permiten disponer de un flujo continuo en sus sistemas de suministro de agua. Además, tienen un bajo mantenimiento. De hecho, la revisión del presostato se puede hacer durante el mantenimiento preventivo de la bomba de agua. 

En definitiva, consideran a los presostatos dispositivos resistentes, de larga duración y muy útiles para los usos para los que están diseñados.